Trabajar en Glovo, opiniones, ventajas e inconvenientes

Trabajar en Glovo

Glovo se nutre de repartidores o glovers. Sin ellos no tiene sentido, y es que los repartidores con los que cuentan son la base del negocio.

Para trabajar en Glovo hace falta un Smartphone y un medio de transporte, nada más. Ni experiencia, ni conocer la ciudad, ni una titulación elevada.

Por ello está siendo una vía de ingreso para muchas personas, jóvenes y mayores, que ven en este trabajo una solución de dinero fácil.

Para trabajar en Glovo tenemos que darnos de alta de autónomos.

La forma de trabajo no es la habitual de una empresa al uso, porque Glovo no lo es. Se basa en la flexibilidad y en la adaptabilidad.

Un repartidor de esta empresa no puede planificar una jornada de trabajo tradicional. Dado que los repartos se basan en las peticiones de los usuarios, podemos organizar nuestro horario de trabajo de acuerdo a nuestra disponibilidad.

Se paga por pedido realizado, puedes elegir qué pedidos realizas y cuántas horas estás disponibles para hacer las entregas.

Los repartidores pueden ganar hasta 10 euros a la hora, dependerá de la calidad y rapidez de la entrega. La aplicación además permite valorar a los repartidores: a mejores valoraciones, mejores remuneraciones.

Lo dicho, trabajar en Glovo no es igual a trabajar en una empresa tradicional.

El repartidor de Glovo

Tal y como recoge su web, un repartidor de Glovo es:

«una persona que ahorra tiempo a los demás, facilitándoles la vida. Nuestros repartidores reparten buena energía y alegría, siempre con una sonrisa. Los glovers son mensajeros independientes conectados a la plataforma. Son personas que disponen de tiempo libre, vehículo y smartphone propio, y buscan sacarle el máximo rendimiento ayudando al usuario a resolver sus gestiones del modo más rápido y eficaz.»

Repartidor de Glovo

Los repartidores de Glovo suelen ser jóvenes que buscan ganarse un dinero mientras están estudiando. Pero también nos encontramos con perfiles de personas más mayores que requieren un trabajo, y esta es una salida más sencilla de conseguir.

Para poder ser un repartidor de Glovo necesitas una sonrisa de oreja a oreja, tu vehículo (moto, bicicleta o coche), un iPhone o un dispositivo Android y ser mayor de 18 años.

Los repartidores pueden utilizar motos o bicicletas de manera más habitual. El uso de un coche es contraproducente, pues la rapidez en la entrega es fundamental.

El único requisito es que con su medio de transporte puedan llevar cualquier paquete que pese menos de 9 kg (el volumen de 3-4 bolsas de la compra) y quepa en una caja de 40x40x30 cm.

¿Cómo empezar a trabajar en Glovo?

Para poder empezar a trabajar en Glovo lo que tenemos que hacer es entrar en la web y rellenar el formulario. Pero también podemos acceder a portales de empleo y registrarnos en sus ofertas.

El requisito que va a ser imprescindible es el de darse de alta como autónomo. Y es que ya hemos indicado que Glovo no es una empresa tradicional.

En este punto hay controversia y opiniones enfrentadas, pues se puede generar la figura del “falso autónomo” al trabajar sólo con una empresa suministradora. Pero independientemente, a día de hoy, la realidad es que, para poder trabajar en Glovo debemos ser autónomos para poder gestionar los pedidos.

Es importante que si no tienes clara la figura del autónomo, antes te informes, pues deberás hacerte cargo de la cotización a la seguridad social y otra serie de gestiones que son importantes de cara a hacer todo de manera legal y correcta.

Aquí te dejo algunas ofertas de empleo en Glovo que se publican últimamente:

Opiniones de los trabajadores de Glovo

Trabajar en Glovo tiene, como todo, cosas positivas y otras que lo son menos.

Si buscas unos ingresos temporales y un horario totalmente flexible y adaptable, es lo tuyo. Pero no olvides que deberás hacerte autónomo y que para generar ingresos atractivos deberás gestionar muchos pedidos, esto es, hacer muchas horas.

En Indeed.es encontramos opiniones de todo tipo, desde personas que están relativamente satisfechas, como este repartidor que dice:

me gusta el tipo de trabajo, sería mejor trabajar un poco más, porque soy autónomo. Pros: puedes elegir cuando trabajar. Contras: No hay muchas horas de trabajo por el día, se trabaja principalmente noche y fin de semanas” En cambio otros manifiestan que tienen que “Trabajar un mínimo de 50 horas semanales para que sea rentable; muchas veces hice 60/70”

También hay personas que valoran muy positivamente esa flexibilidad y sobre todo que si tienes horas y pedidos, puedes sacar mucho dinero.

En este artículo de Libertad Digital indican que:

si trabajas en las horas de alta demanda, de viernes a domingo de 21:00 a 23:00, es mejor trabajar porque si no «te bajan la calificación». Keiver cobra un mínimo de 4,25 euros por encargo y una media de 5 euros. Como trabaja cuarenta horas semanales, ingresa unos 1.600 euros al mes

Opiniones para todos los gustos, como cualquier otro trabajo.

Al final es cuestión de valorar si merece la pena la inversión de tiempo y dinero por lo ganado, y quedarse con lo más beneficioso para ti.

Puedes ver más info sobre los Glovers aquí

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies